mayo 25, 2009

Un sueño utópico.



Hoy, me levanté sorprendida con la inmensa capacidad que tiene la mente humana de trasladar las situaciones del día a día al subsconciente y de lo comica e increíbles que son las que llegamos a soñar producto de esto.

Soñé la cosa más loca: 

Que mí país era otro. 
Donde se respetaban los espacios, las voces, pensamientos e identidades.
Que teníamos voto...con voz. 

Donde nuestras tierras no se vendían al mejor postor
Y había genuína preocupación por las problematicas.
Donde no se hacian Mesas, Dialogos, Congresos no para "ver si diciendo ñeca, se CUMPLEN soluciones", sino que se trabajaba. 

Donde no habían "pactos entre macuto", ni un preso "accidentalmente asesinado"
Donde la constitución no era un toilet paper.
....Y el PLD no aparece con más de 102 expedientes de corrupcion.
...o el PRD no se andaba pintando como la panacea de todos los males!!
...En lo que PRSC estaba descuartizado en mil pedazos con sus miembros.
Y sin saber, cual de los tres tiene la mierda mas cerca del cuello.

Si ombe, me soñé en un país donde no nos veían la cara de pendejos de forma tan descarada.
Donde el pais gozaba de un pueblo pensante y no de esos que olvidan su historia constantemente, para cual circulo vicioso, volverla a repetir tristemente.

Eso, fue lo que soñé anoche...Que cosas hace la mente!! 

6 comentarios:

Dashy dijo...

ese sueño se volvio una triste pesadilla que es real amiga..

kamaly dijo...

Amén...!! uno la verdad se queda cada dias mas :O sorprendido con las cosas que uno oye que pasan en este pais...

Lenny dijo...

I had a dream... Dijo Martin Luther King, y eso fue todo!

gerardobatista dijo...

Valla, que sueño ni más interesante, aunque fue un sueño muy real. Saludos

Anónimo dijo...

Que poder tiene la mente! Cuanto duele despertar de un sueño asi, pero duele mas sentir no poder hacer nada por nuestro pais, duele mas que ya son pocos los jovenes que creen que eso es posible y duele mas todavia que esa es la pura realidad...........

Cyd dijo...

Un sueño que todos quisiéramos hacer realidad.